09 abril 2010

Evitemos que el 'papanatismo' Yankee nos invada !

Es algo que siempre ha pasado, en Europa y especialmente en España es deporte nacional importar ideas Americanas (y no, no me refiero a Meneame), me estoy refiriendo a aspectos de su cultura de los que tradicionalmente hemos estado libres. Un ejemplo palmario al respecto, es la forma en la que nos están insertando poco-a-poco su modelo 'cultural' basado en restricciones, sanciones, prohibiciones (Sinde-FAIL)

Poco a poco adaptamos sus leyes, sus modelos aceptables / inaceptables de comportamiento y ciertamente, si algo bueno tiene Europa y en especial España es el sentido común con que hasta ahora se estaban haciendo las cosas.

Todo esto viene al hilo de algo que he leído en PcWorld: 'Teen Sues Mom for Hacking Facebook Account' que, haciendo una traducción libre puede ser 'Adolescente denuncia a su madre por hackear su cuenta en Facebook'. De la historia hay muchos puntos que merecen atención, lo primero es el tipo de desarraigo familiar que pueden tener los implicados en la historia para llegar a esos extremos. Ya sea por exceso de permisividad o por inconsciencia, está claro que esa madre ha demostrado una incapacidad manifiesta lo suficientemente notable como para que, de haber juicio, sea por negligencia en la educación a su hijo y no por ese asunto menor.

Otro asunto no menos baladí es el hecho de hasta donde llegan los limites de 'control' que pueden ejercer unos padres sobre sus hijos. Creo que erróneamente se están implantando ideas sobre privacidad, derecho a la intimidad y términos similares que, en este contexto, hacen mas mal que bien.

No abogo por una conducta totalmente fascista de monitorización extrema en plan Gran Hermano, pero si está claro que no puedes dejar a un adolescente frente a un PC horas y horas sin preocuparte de que es lo que está haciendo todo ese tiempo. Y lo que no es de recibo es que si unos padres intentan indagar y preocuparse, lo hagan atemorizados por si sale el típico jurista a decir 'Eso es ilegal, un adolescente tiene los mismos derechos que una persona adulta, ha de poder tener una cuenta con contraseña, privada e incluso sus padres deben sufragar (si así lo requiere su hijo) un servicio VPN para su total anonimato'

Recientemente ha sucedido en Seseña la desgraciada muerte de una niña de 13 años a manos de una compañera de clase. Según avanzan las investigaciones, la presunta asesina tenia una intensa actividad en la red donde se jactaba de tener comportamientos violentos, amenazaba y en general mostraba un perfil claramente desequilibrado. ¿Lo sabían sus padres? Seguro que no.

12 comments :

el mirador de mentes dijo...

Siempre ha habido en Europa un punto de permisividad capaz de compatibilizar la libertad personal con la limitación que conlleva la convivencia social. El individualismo americano vestido en forma de la defensa del todo vale en las libertades personales aboca, por un lado a tener la excusa perfecta de los padres para negar su responsabilidad en los excesos de los hijos tanto como a estos para saltarse cualquier regla de convivencia en defensa de una libertad que no saben utilizar

Román Ramírez dijo...

Aunque estoy plenamente de acuerdo contigo en reivindicar nuestra propia identidad cultural (y moral), tengo una serie de comentarios sobre la orientación de tu artículo.

La primera, en español la ! se abre primero (¡) ;)

La segunda, no hablemos de América cuando nos referimos a Estados Unidos, Perú, Colombia, Canadá... también son parte de América (y tiene que ver directamente con no aceptar la invasión cultural estadounidense).

Por otro lado, el problema de las medidas de control y vigilancia siempre tiene que ver con el punto límite de su aplicación.

Suscribo lo que dices sobre que los menores deben tener tutela, pero esa tutela no debe convertirse en ausencia de privacidad.

Y, sobre todo, no hay que exagerar. Si miramos las estadísticas criminales y vemos la proporción de crímenes que se producen relacionados con menores (sean víctimas o criminales), son menos del 0,5% del total.

Eso es NADA comparado con la marea de incidentes que se producen en cualquier otro ámbito y a nadie se le pasa por la cabeza imponer la "ausencia" de privacidad para "evitarlos".

Y es que el tema del menor ultrasensibiliza y es aprovechado por los que tienen intereses más allá de la propia protección del menor.

De hecho, como siempre repito, todos los tiranos emplean dos argumentos habitualmente: "por nuestros hijos", "contra el terrorismo".

Son las dos excusas que se emplean para requerir poderes excepcionales a los ciudadanos que, obviamente, no se requietren para aportarles más libertad y derechos.

Curiosamente, no he visto nunca una iniciativa justificada con este tipo de argumentos que vaya en la línea de tener más derechos y menos vigilancia ;)

¿Que los menores deben tener garantías y protección? Por supuesto. Nadie lo niega.

¿Que de acuerdo con tu premisa del papanatismo estadounidense se exagera con las políticas del miedo? Rotundamente lo afirmo.

Precisamente por el modelo de cultura que tienen, este tipo de incidentes se exacerban y se convierten en esperpentos de sí mismos.

P.D: por favor, que no empiece nadie con el argumento demagógico de "si fueran tus hijos pensarías de otra forma"...

svoboda dijo...

Está claro que, como siempre, trazar la linea es lo más difícil.

El caso ideal sería obviamente educar al niño/adolescente para poder confiar en él y que no tenga secretos, pero esto es muy difícil, o que sea consciente de los problemas de internet y demás y haga un uso responsable de esto, pero esto también es difícil.

Evidentemente, cualquier persona, tenga la edad que tenga, tiene derecho a su privacidad, pero también hay que tener en cuenta que ha ciertas edades no se tiene el sentido común o el instinto o las defensas (como queráis llamarlo) suficientemente desarrollados como para enfrentarse a todas las situaciones. Aquí es donde padres, educadores, etc... deberían de intervenir.

Ahora bien, ¿como se enteran de esto? Pues fomentando la comunicación y la confianza, y por supuesto nunca acusando sino dialogando. Quizás en casos extremos si que se necesite la intervención y perdida de la privacidad del sujeto afectado sin su consentimiento, pero estos deberían ser los menos, y solo en casos muy extremos donde el resto de vías de dialogo y comunicación han fallado ya.

Sobre los Americanos, bueno, ya se sabe que ellos lo llevan todo al extremo y además, con esa facilidad para demandar que tienen, no me extraña que tengan tantos casos graciosos o tristes según se mire.

Sobre España, no se a los demás, pero aquí siempre se ha aplicado la ley esa de: "Bajo mi techo se hace lo que yo digo", que aunque es un poco tajante es como debe ser. Están muy bien las frases esas de educadores de "se el amigo de tu hijo", pero la verdad es que eres el educador de tu hijo, no su amigo, y por muy bien que lo hagas, hay lecciones muy duras de aprender.

bullfoger dijo...

Yo soy padre de 2 hijos (pequeños afortunadamente), y tío de varios sobrinos, estos ya mayores y usuarios compulsivos de las redes sociales, y tengo muy claro una cosa, sus perfiles en las redes los tengo que supervisar, por desgracias sus padres no tiene los suficientes conocimientos para hacerlo.

La diferencia radica en como enseñes a los chicos a usar estas redes, me explico, deben tener conocimiento de los peligros que puede entrañar publicar ciertas cosas.

También están ellos informados de que yo accedo a sus perfiles, y no hay ningún problema, ellos están seguros de que no hacen nada mal, y los padres están tranquilos de que sus hijos no se meten en problemas en un sitio que ellos desconocen.

Por supuesto que estoy a favor de que los chicos tengan intimidad, pero si tú no sabes quién es el chaval que vive en tu casa mal vamos.

Cuando sucede un caso como el de Seseña, crees sinceramente que sus padres sabían lo de Facebook, yo personalmente creo que no, y eso es un error.

Anubys dijo...

Estoy de acuerdo con el articulo en muchos de los puntos, pero lo que realmente creo que seria interesante es que nuestros hijos eligieran por ellos mismos, que supieramos darles la educacion y valores adecuados para no tener que prohibir el acceso a determinadas aplicaciones o paginas, sino que fueran ellos mismos los que actuaran de filtro sobre lo que es interante ver y lo que no les va mas que a perjudicar.Y en esto tenemos mucho que hacer los padres, no podemos decirle a un niño/niña de 14 años esto no lo puedes tener sino que hay que explicarselo, para que sea el mismo quien eliga, porque no creo que nadie a estas alturas crea que prohibiendo algo a su hijo este no lo vaya a hacer si se empeña.

Anónimo dijo...

Interesante artículo, pero tanto Yago como todos los que por el 97 andabamos usando de forma compulsiva las redes, no hubieramos consentido bajo ningún concepto un control parental de ningún tipo.. o no Yago? si nos tocaba el portatil alguien extraño le cortabamos los dedos... más bien eramos nosotros los que indagabamos en cuentas ajenas de adultos.
Y ahora la madurez se nos ocuren estas cosas... jej no quiero llegar a la vejez para ver como seguimos deteriorando nuestras ideas y conceptos de la vida..

Rigolox dijo...

Pienso de una forma parecida a la mayoría de vosotros.

No hay que prohibir, hay que educar, la represión y las prohibiciones son peor, porque se tiende a tener más ganas de hacerlo, aunque sea solo por fastidiar.

En cambio si se educa, la persona puede elegir por si mismo y decidir si algo está mal o no (dependiendo quien lo mire).

Pasa lo mismo con muchas otras cosas de la vida.

Yo "no" tuve un control parental, es decir, fijo que lo tuve, pero no me prohibieron algo de la informática directamente o me espiaron. Nos pasamos horas y horas dentro del underground de "infovía" y tan mal no nos ha ido, no?

NaCl u2

PD: Subrayo que América no es solamente USA

Yago Jesus dijo...

Varias cosas, primero de todo, +10 points a Roman por pillar la ironía del ! sin el ¡. Sobre America != EEUU, siento que en algún punto del artículo lo haya escrito así (por puro convencionalismo) pero en el titulo que creo es lo que define 'de lo que va' he empleado un termino inequívoco. Obviamente me refiero a EEUU. Por lo demás creo que el hecho de que algunas personas hayan sabido auto-regularse en sus épocas 'adolescentes' no quiere decir que ese sea el patrón habitual. Claro que yo y muchos de vosotros tuvimos una época under y que estábamos aquí 'para aprender', pero creo que en 2010 ese perfil es excepción y no regla.

Anónimo dijo...

magnífico post: sobre todo por la calidad, claridad, de los comentarios (creo que el nivel social y cultural de l@s participantes y vistantes del blog es excepcional y no sólo técnico).
como todo lo importante en esta vida, lo concerniente a l@s hij@s y menores se convierte en un laberíntico proceso de intentar adivinar su futuro, intentar eliminar sus sufrimientos y tener miedo por ell@s (porque no ven lo que no viven).
como nadie "escarmienta en pellejo ajeno", la enseñanza y educación se hace compleja hasta extremos en que ni nosotros tenemos claro qué hacer ante determinadas situaciones.
en la determinación, aplicación y asunción de derechos deberíamos tener en cuenta qué estamos construyendo (eso que modula los derechos son los valores y respecto del concepto social lo son los humanos y sus relaciones como partes del grupo).
coexisten cosas muy amplias en todo lo que estáis planteando: libertad; privacidad; responsabilidad natural, civil y penal de los progenitores o tutores; derechos individuales y colectivos .....
más allá de la capacidad técnica de los tutores y educadores (eso es otro cantar), estará la aplicación, o no, ética del control de los menores.
veo por tanto que en el desarrollo del artículo se enfatiza en la diferencia entre fomentar los derechos individuales sobre los colectivos (familia es colectivo, muestra de unidad social), que es lo que, por ahora, nos diferencia de lo que conocemos como media de los ciudadanos USA.
realmente sólo puedo decir que si te paras a pensar, sobre todo da miedo. La herramienta que es internet (como otras muchísimas, no creamos que es lo único, la tele hace más daño) tiene el efecto que su utilización produzca y debe ser gestionada con los mismos criterios y valores que otras muchas cosas .... eso sí a algunos nos viene muy grande su gestión y control.

Ole dijo...

Personalmente creo que es todo mucho mas complejo que esto, estamos hablando de educacion en un blog de seguridad... pero llendo al tema. Controlar el perfil de tu hijos en facebook, monitorizar en que paginas se meten, poner control parental... todo eso son fiascos y personalmente me parece que el que crea que teniendo esos "poderes", tiene la capacidad de educar mejor a sus hijos o que teniendolos es mejor educador... bueno, que dios les coja confesados (a los hijos), porque me parece que van a tener como padre a un tirano y que ademas no tiene ni idea de educacion

Ender dijo...

Estimado Yago:

En primer lugar, felicidades por vuestro magnífico blog. Aunque muchísimas cosas se me escapen, por falta de conocimientos técnicos, puedo asegurarte que aprendo un montón.

No te escandalices de los estadounidenses. Según el artículo 197 de nuestro propio Código Penal, y dada la Jurisprudencia que el Tribunal Supremo mantiene sobre su aplicación entre parientes, en España dicha madre sería igualmente condenada.

Ole dijo...

Personalmente creo que es todo mucho mas complejo que esto, estamos hablando de educacion en un blog de seguridad... pero llendo al tema. Controlar el perfil de tu hijos en facebook, monitorizar en que paginas se meten, poner control parental... todo eso son fiascos y personalmente me parece que el que crea que teniendo esos "poderes", tiene la capacidad de educar mejor a sus hijos o que teniendolos es mejor educador... bueno, que dios les coja confesados (a los hijos), porque me parece que van a tener como padre a un tirano y que ademas no tiene ni idea de educacion