17 octubre 2014

Diversos usos de las cámaras térmicas


Leo en la lista de SecurityByDefault un artículo relativo al uso de las imágenes térmicas en vigilancia digital.

Como introducción decir que Wikipedia define la radiación infrarroja como “un tipo de radiación electromagnética y térmica, de mayor longitud de onda que la luz visible”, lo que significa que no puede ser vista por el ojo humano. Esto puede ser aprovechado, con la debida tecnología, para detectar algo a través de la refracción de ésta sobre los diferentes objetos que nos rodean.

Un ejemplo muy extendido de ésta característica electromagnética es aplicado en seguridad para la detección de personas mediante sensores volumétricos. La variación de temperatura en un punto o zona determinada puede ser interpretada como que una persona está accediendo por un lugar no permitido, activándose la alarma.

Pero el artículo de hoy se refiere al uso de las cámaras térmicas.

Se pueden encontrar diferentes tipos de cámaras:
  1. En función del tipo de detector
    1. Detectores criogenizados: El detector está al vacío y a muy baja temperatura. Más sensible y preciso.
    2. Detectores ambiente: Más barato y menor sensibilidad.
  2. En función del origen de la radiación
    1. Activas: Emiten un haz infrarrojo y analizan su exposición.
    2. Pasivas: Analizan la exposición de la emisión natural del cuerpo en cuestión.
  3. En función de su representación
    1. Monocromáticas: Muestran la diferencia de calor entre un cuerpo y su entorno
    2. Policromáticas: Representa mediante colores escogidos arbitrariamente un rango mayor de diferentes temperaturas.

Siguiendo con sus usos, todos conocéis su utilización en entornos de militares y policiales. Además de proyectar imágenes en entornos poco luminosos pueden ayudar a unidades de emergencia a detectar personas en extensiones amplias, como náufragos en el mar o también se utilizan en la lucha contra la inmigración ilegal o el contrabando.

En entornos industriales pueden detectar piezas deformadas o susceptibles de fallo o rotura, ya que la pieza o parte de ella puede mostrar un contraste de calor (y color) producido, por ejemplo, por un desgaste de la misma. Ayudan a descubrir fuga de gases en gaseoductos, oleoductos, plantas, etc.. También pueden controlar la eficiencia energética de un edificio, descubriendo zonas de escape de calor.

En medicina pueden detectar patologías, disfunciones o trastornos, cánceres, etc. Sin entrar en detalle, algunos cánceres manifiestan una zona de mayor calor por diversas razones. Ahora que está muy en boga, sirven para comprobar la temperatura de personas en aduanas y fronteras y así detectar posibles casos de enfermedades contagiosas, como en el caso de Ébola (eso sí una vez manifestadas la enfermedad, gracias al mecanismo de la fiebre).

Son muchos usos los que se les puede dar a este tipo de herramientas.

El artículo, base de este otro, para quienes no lo hayan leído es muy sencillo muestra imágenes de objetos inanimados cuyo espectro de calor cambia en función de su uso.

Por ejemplo, gafas con cámara incorporada. La imagen muestra como la temperatura es claramente diferente ahí donde se localiza el dispositivo. Para los grupos mafioso es una buena herramienta. 

Escaneando al poli encubierto, se pueden descubrir micro cámaras y micrófonos escondidos. Adiós a desabrochar camisas en busca de micros… es de muy mal gusto.

Me atrae especialmente cuando muestra el típico teclado de control de acceso, donde se observa el uso de las teclas que han sido recientemente presionadas. No se sabe la combinación pero se acota a un número determinado de dígitos.

Otro ejemplo más ilustrativo son las cámaras de circuito cerrado de televisión (CCTV). El artículo muestra cómo se podría llegar a deducir si están en uso o no mediante la irradiación del calor que desprenden.


Hay muchas cámaras en el mundo, cuyo objetivo es más disuadir que monitorizar. Por ejemplo, metro de Madrid cuenta con 4500 cámaras, se podría deducir que no todas están operativas. Así que si alguien tiene los recursos necesarios (cámaras térmicas, tiempo, ganas, etc.) puede pasearse por sus 292 estaciones haciendo una estadística de cuales están en uso así como el posible algoritmo de utilización }:D.


Para las empresas de seguridad que realizan seguimientos también les resultará útil el artículo. Ya no será necesario posar la mano sobre el capó para saber si el coche ha sido recientemente utilizado. La tecnología les puede echar una "mano" en este caso y hacerlo de forma remota.

Como bien dice el artículo, este tipo de análisis está sujeto a las condiciones climatológicas y no todos los dispositivos disipan el calor del mismo modo. Para evitar esto existen tejidos y materiales que mitigan o no reflejan los infrarrojos con lo que se podría llegar a camuflar (contramedida).

Llegados a este punto el lector puede pensar que todo esto está muy bien pero es difícil hacerse con una… pues no!. Si tienes un iPhone también puedes tener tu cámara térmica de bolsillo ;).

Contribución por Ricardo Ramos

5 comments :

security expert dijo...

Y si tienes un android?

Ricardo dijo...

Pues o http://therm-app.com/ o cambias a Apple (es lo suyo :P).

Saludos,
Ricardo.

Ricardo dijo...

Pues o http://therm-app.com/ o cambias a Apple (es lo suyo :P)

juando dijo...

Magnifico articulo...you are the chosen one...;-)

Raul Sampedro dijo...

Recuerdo un día que vino un electricista a hacer un chequeo del cuadro eléctrico que hay en la oficina y llevaba un lector de estos. El hombre se enrolló bastante y nos lo dejó 5 minutos. Tiempo de sobra para medir la temperatura de cabeza, estómago, testículos de todo aquel que se encontraba cerca. También miramos los Pcs, móviles .... lo pasamos como enanos y es que como me dijeron una vez. "De las cosas que se pueden hacer con la tecnología, las más tontas siempre son las más divertidas" xD